Salud

San Sebastián es una de las capitales en las que el agua del grifo tiene mayor calidad

Un informe de la OCU le coloca en el séptimo lugar en potabilidad. El Añarbe asegura que el servicio es "difícilmente mejorable".

El agua de grifo que consumen los donostiarras es una de las mejores en relación al resto de las capitales. Un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que analiza la calidad del agua de 47 ciudades españolas le coloca en el séptimo lugar en cuanto a bajos niveles de sustancias nocivas para el organismo, muy por debajo de los límites permitidos por la ley, por lo que la potabilidad de su agua se considera óptima.

El estudio se centra en la cantidad de trihalometanos presentes en el agua que sale del grifo. Éstos son unas sustancias volátiles generadas durante el proceso de potabilización del agua y cuya ingesta en periodos prolongados puede ser peligrosa para la salud, por lo que la legislación española fija un límite de 150 µg/litro (microgramos por litro), que para 2009 descenderá a 100 en aplicación de la normativa europea. Según el informe de la OCU, el agua donostiarra se queda en 20 µg/litro.

Enrique Noain, presidente de Aguas del Añarbe, que abastece a San Sebastián y otros nueve municipios guipuzcoanos, señala que el agua que llega hasta los grifos de las casas "es difícilmente mejorable, porque es de altísima calidad. Me alegro de que la OCU nos ponga entre las mejores, pero es algo que ya sabíamos porque nosotros hacemos más de 600 análisis anuales y los niveles que arrojan son aún mejores. La media anual de nuestra agua se sitúa en torno a los 7 µg/litro y sólo llega a los 20 en épocas como el verano, que supongo que será cuando la OCU tomó una única muestra".

Uso de ozono

Noain explica que las características de la planta de potabilización donostiarra contribuyen a reducir las sustancias nocivas. "Los trihalometanos son compuestos que se forman cuando la materia orgánica que arrastra el agua entra en contacto con el cloro que algunas plantas utilizan para oxidarla, pero la nuestra no utiliza cloro, sino ozono, por lo que se evitan compuestos como el cloroformo, bromoformo, bromodiclorometano o dibromoclorometano, que son los que reducen la calidad del agua. En Añarbe sólo usamos el cloro al final del proceso, para desinfectar".

El estudio de la OCU destaca una clara mejoría en la calidad global del agua española. Hace un año seis ciudades superaban el límite legal de trihalometanos y quince el recomendado. Ahora ninguna capital aparece por encima del límite legal, mientras que sólo tres (Ciudad Real, Cáceres y Lugo) sobrepasan el recomendado. En el último año la mejoría ha sido evidente en veinte capitales, especialmente Bilbao, Vitoria, Alicante, Ávila, Badajoz, Murcia y Valladolid.



Lo más destacado

De calidad. El agua de San Sebastián tiene bajos niveles de sustancias nocivas para el organismo, muy por debajo de los límites permitidos por la ley.

Mejor calidad. El estudio de la OCU destaca una clara mejoría en la calidad global del agua española.