Salud

Navarra abordará el tratamiento de la anorexia y la bulimia mediante un plan específico y multidisciplinar

Esta iniciativa busca dar una solución al importante aumento de este tipo de trastornos entre la población adolescente y a la complejidad de su tratamiento y curación.

La consejera de Salud de Navarra, María Kutz Peironcely, ha presidido esta semana la constitución de un grupo técnico de trabajo encargado de elaborar un plan organizativo y de reordenación de los recursos sanitarios navarros para conseguir un diagnóstico precoz y el tratamiento temprano de los trastornos de conducta alimentaria, fundamentalmente anorexia y bulimia nerviosas.

Esta iniciativa del Departamento de Salud obedece, tanto al aumento importante de este tipo de trastornos entre la población adolescente, como a la complejidad de su tratamiento y curación. Está previsto que este grupo finalice sus trabajos antes del próximo mes de abril.

Cada vez más casos y más jóvenes

Concretamente, se estima que el 1% de las mujeres jóvenes navarras de entre 12 y 25 años padecen anorexia nerviosa y entre un 2 y un 4% bulimia nerviosa. Así, según los datos que constan en Atención Primaria del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, al finalizar 2006, los pacientes con anorexia ascendían a 420 y los de bulimia a 283. En este sentido, cabe destacar la disminución de la edad de inicio de estas enfermedades, detectándose en la actualidad casos en niñas de 11 años, e incluso menores.

Pero la preocupación de los profesionales y de las autoridades sanitarias sobre estas patologías no estriba únicamente en el incremento de los casos, sino también en el hecho de que éstas son enfermedades insidiosas, con pronóstico grave, difícil diagnóstico y tratamiento, frecuente cronificación y mortalidad considerable.

Además, es frecuente que los afectados se nieguen a reconocer su trastorno, lo que hace que la enfermedad avance sin diagnóstico y que, por lo tanto, el tratamiento se inicie tardíamente en muchos casos, con las consiguientes consecuencias físicas, psíquicas y sociales.



Lo más destacado

Objetivos del grupo de trabajo. Por un lado, formar a los profesionales sanitarios sobre la detección precoz de los factores y de las conductas de riesgo asociadas a los trastornos de la conducta alimentaria; y por otro lado, diseñar una organización y adecuación de los recursos asistenciales para una atención más rápida y efectiva.