Salud

Una infección urinaria mal tratada puede tener graves consecuencias

09-II-09. El uso de antibióticos con ciprofloxacino son los más recomendados. Se trata de un agente antibacteriano sintético de amplio espectro

Los pacientes que sufren infecciones urinarias, cálculos urinarios o incluso diabetes presentan un mayor número de posibilidades de desarrollar una infección generalizada que -en casos más extremos- podría causar la muerte.

Una infección no tratada puede disparar la circulación distal. Puede producir isquemia, que es la falta de circulación en dedos de manos y pies, y después la necrosis que es la falta de circulación total en esos tejidos, y su necesaria amputación.

Una de cada diez consultas médicas se debe a este tipo de enfermedades. Las mujeres son 70% más afectadas que los hombres. Antes de llegar a los 24 años, una de cada tres mujeres ya ha presentado esta molestia.

Hombres y mujeres

Sin embargo, los hombres no están a salvo de esta enfermedad. Las infecciones urinarias son más frecuentes en los niños, o en el adulto mayor, ya que por el crecimiento de la próstata se da una contaminación urinaria, ésta es menos prevalente en los individuos a los que se les ha practicado la circuncisión.

Los síntomas varían dependiendo de la edad. En los niños la irritabilidad, falta de apetito o vómito, y en ocasiones fiebre son comunes. En los adultos la sensación de querer orinar, ardor, dolor o picazón al momento de ir al baño, frecuentemente se evacua en pequeñas cantidades durante la noche, se presenta sangre en la orina, el color es turbio o con mal olor, náuseas, fiebre, y opresión en la parte baja de la espalda.

El uso de antibióticos con ciprofloxacino son los más recomendados. Se trata de un agente antibacteriano sintético de amplio espectro.


Lo más destacado:

Los síntomas de una infección urinaria varían dependiendo de la edad. En los niños la irritabilidad, falta de apetito o vómito, y en ocasiones fiebre son comunes.

En los adultos la sensación de querer orinar, ardor, dolor o picazón al momento de ir al baño, frecuentemente se evacua en pequeñas cantidades durante la noche, se presenta sangre en la orina, el color es turbio o con mal olor, náuseas, fiebre, y opresión en la parte baja de la espalda.