Salud

Sanidad repone una campaña para concienciar a los adultos de los efectos del humo del tabaco sobre los niños

17-IV-07. La infancia es el segmento de la población más vulnerable frente a los efectos nocivos del tabaco, que pueden provocarles importantes problemas respiratorios

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha iniciado la reposición de una campaña informativa para concienciar a los adultos de los efectos perjudiciales del humo del tabaco sobre la salud de los niños y promocionar los espacios sin humo. Bajo el lema “Elige espacios sin humo. Por lo que más quieras”, la campaña cuenta con un presupuesto de 2 millones de euros y se prolongará hasta el 30 de abril.

El spot que sustenta la campaña informativa presenta a niños en ambientes cargados de humo (simulado para el anuncio) con el fin de concienciar a los padres de que cada vez que alguien fuma delante de un niño está obligándole a fumar. Precisamente son los menores el segmento de la población más indefenso frente al tabaquismo pasivo, que en ellos está relacionado con la aparición de importantes afecciones respiratorias.

Política contra el tabaquismo

La campaña forma parte de las iniciativas desarrolladas en el marco de la Ley de Prevención del Tabaquismo que, hasta el momento, ha alcanzado un alto grado de cumplimiento y que durante su tramitación contó con el respaldo de las formaciones políticas en el Parlamento y con el apoyo de sociedades científicas, organizaciones médicas, asociaciones de consumidores y otras entidades, tanto públicas como privadas. Esta ley vino a sustituir a la normativa hasta entonces vigente en nuestro país sobre restricción del consumo de tabaco, que era una de las más permisivas de la Unión Europea.

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha desarrollado desde el inicio de la legislatura un conjunto de iniciativas para reducir los daños que ocasiona el tabaco, un hábito que provoca anualmente más de 55.000 muertes en España y que es causa de más de 25 enfermedades. Entre estas medidas figura la ratificación del Convenio Marco de la OMS, la constitución del Observatorio para la Prevención del Tabaquismo, la puesta en marcha de campañas informativas y de un número de teléfono de atención a los ciudadanos y la edición de una guía para dejar de fumar (de la que se han repartido más de cuatro millones de ejemplares).

Además, el Ministerio de Sanidad y Consumo ha invertido en políticas de prevención y deshabituación tabáquica durante esta legislatura más de 45 millones de euros, que han sido transferidos en su mayor parte a las Comunidades Autónomas.


De interés

Respuesta de la sociedad. La ley está siendo respaldada de forma mayoritaria por el conjunto de la población y los primeros datos indican que está siendo también efectiva en la reducción del número de fumadores. Según la encuesta del CIS realizada una vez transcurrido un año desde la entrada en vigor de la ley, unas 750.000 personas han dejado de fumar, lo que supone alrededor del 8% de los que fumaban un año antes de la ley.