Salud

La psoriasis impide a algunas personas tener el trabajo que desean

02-X-09. El estudio Reto 6391 ha analizado el impacto que tiene esta enfermedad en la vida de los españoles que la padecen

La psoriasis repercute en la trayectoria laboral de los pacientes. Para un 42 % de las personas con psoriasis en España, "la enfermedad afecta a su comportamiento en el trabajo; y otro 17 % asegura que el trastorno les ha impedido seleccionar el camino profesional deseado".

Éstas son algunas de las conclusiones que arroja el estudio Reto 6391, avalado por la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología) y la asociación de pacientes Acción Psoriasis, que ha analizado el impacto que tiene esta enfermedad en la vida de los españoles que la padecen, según informa la página web acceso.com

Trabajos en los que se rechaza

En la actualidad, existen puestos de trabajo a los que no se puede acceder por el hecho de padecer esta enfermedad. Por ejemplo, un afectado de psoriasis no puede optar a las pruebas para formar parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En puestos que exigen atención de cara al público, las personas con psoriasis son rechazadas sistemáticamente.

Un 42 % de los pacientes admitió que su comportamiento laboral se vio afectado por el picor y escozor que la enfermedad produce. Estos mismos síntomas, según un 63 % de los entrevistados, también interfieren en los hábitos cotidianos como la elección de la ropa. Pero es, sobre todo, en su autoestima y confianza en sí mismos donde más incide la enfermedad. Esto provoca que sientan vergüenza y que sus aspiraciones laborales se vean mermadas.

El 14% de las personas con psoriasis afirma haber sufrido discriminación laboral motivada por su enfermedad. Otros han perdido su trabajo por esta misma razón (10 %), y algunos aseguran haber recibido un trato diferente (8 %).

Falta de información

La Presidenta de la asociación de pacientes Acción Psoriasis, Juana María Del Molino, declara que "a pesar de que se conoce un poco más, todavía existen muchas barreras". "No sólo se trata de un rechazo por parte de algunos compañeros de trabajo –continúa Del Molino – de la falta de comprensión hacia las incomodidades que puede provocar en quienes la padecen". Y concluye: "Es increíble que actualmente aún haya ciertas profesiones a las que no se pueda aspirar únicamente por tener psoriasis".

Hoy en día existe una gran competencia en el ámbito laboral. Tener un perfil y formación adecuados al puesto de trabajo es lo más importante, y cuando una persona padece psoriasis todo se complica. La psoriasis es una enfermedad que puede manifestarse en cualquier zona de la piel. Necesita un cuidado, limpieza e hidratación continuada; la mayoría de las personas afectadas (unas 650.000 en España) tiene que dedicar al menos una hora al día a este proceso.

Por las consecuencias que la psoriasis provoca, queda demostrado que no sólo es una enfermedad de la piel, sino un trastorno autoinmune crónico que va más allá e interfiere en el bienestar de las personas que la padecen.


Lo más destacado

El 17 % asegura que el trastorno les ha impedido seleccionar el camino profesional deseado.

El 42% de las personas con psoriasis en España asegura que la enfermedad afecta a su comportamiento en el trabajo.

El 14% de las personas con psoriasis afirma haber sufrido discriminación laboral motivada por su enfermedad.