Salud

El vitíligo y su incidencia

30-IX-08. Esta enfermedad se presenta en forma de manchas blancas en la piel, que para los pacientes suponen principalmente un problema estético

El vitíligo es una enfermedad autoinmune que se manifiesta en la piel y cuya prevalencia se sitúa en torno al 2% de la población. “Es una enfermedad que presenta una incidencia bastante alta. Consiste en la aparición de manchas blancas en la piel que, aunque desde el punto de vista clínico no presenta complicación, lo que plantea fundamentalmente es un problema estético importante, sobre todo en personas de piel oscura en las que se realza más el contraste”, describe el doctor Pedro Redondo, especialista en Dermatología del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra.

Así, mientras en los países occidentales se traduce sólo en un problema cosmético, en otras regiones geográficas puede llegar a constituir un problema social importante ya que la manifestación del vitíligo se asemeja a la despigmentación producida por la lepra. “Por este motivo, en países como India, donde tienen la piel más oscura y donde todavía se propaga la lepra, el vitíligo puede llegar a convertirse en un estigma social, ya que la población no distingue entre los síntomas de ambas enfermedades”, indica el dermatólogo.

Síntomas, pacientes y procedimiento

En general, la enfermedad se manifiesta en diferentes períodos que oscilan entre épocas de mayor despigmentación y etapas en las que espontáneamente la zona afectada puede llegar a repigmentarse. También puede haber pacientes que se estabilizan, en quienes los tratamientos médicos no resultan efectivos pero la enfermedad tampoco progresa. Para estos pacientes estables, se aplica lo que se denomina el tratamiento quirúrgico del vitíligo.

El procedimiento desarrollado por el equipo del centro hospitalario navarro se inicia con la obtención de una biopsia (pequeña superficie de piel) extraída de una zona oculta -como puede ser la región lumbar o la nalga- que esté pigmentada. A continuación, la muestra de piel se procesa en el área de Terapia Celular. Allí, de forma enzimática, separan la epidermis de la dermis para obtener, de la epidermis ya disgregada, las células necesarias para el cultivo. Las unidades celulares obtenidas se cultivan después sobre membrana amniótica hasta conseguir el crecimiento de millones de células.

Las cantidades de células epidérmicas obtenidas del cultivo deberán procesarse hasta conseguir suficiente superficie celular como para cubrir la zona afectada. “Se trata de un crecimiento exponencial, de forma que si la superficie que debe tratarse es muy extensa se necesitará aumentar el número de semanas que las células epidérmicas deberán permanecer en cultivo”, indica el especialista. De este modo se van obteniendo tantas placas de células como requiera el área afectada.


Lo más destacado

Síntomas. En general, la enfermedad se manifiesta en diferentes períodos que oscilan entre épocas de mayor despigmentación y etapas en las que espontáneamente la zona afectada puede llegar a repigmentarse. También puede haber pacientes que se estabilizan, en quienes los tratamientos médicos no resultan efectivos pero la enfermedad tampoco progresa. Para estos pacientes estables, se aplica lo que se denomina el tratamiento quirúrgico del vitíligo.