Salud

Una nueva técnica de terapia celular demuestra su eficacia en formas crónicas, localizadas y estables de vitíligo

26-IX-08. Expertos consiguen repigmentar determinadas áreas afectadas implantando células epidérmicas del propio paciente

Una nueva técnica de terapia celular ha demostrado su eficacia en el tratamiento del vitíligo, según los resultados obtenidos en pacientes por un equipo de especialistas de la Clínica de la Universidad de Navarra. El procedimiento consiste en trasplantar células epidérmicas del propio paciente (células de la piel) de una zona pigmentada a determinadas áreas que aparecen despigmentadas.

Según explica el doctor Pedro Redondo, especialista en Dermatología del centro médico pamplonés, “mediante la aplicación de esta técnica se puede decir objetivamente que se produce repigmentación de la zona afectada y, en conjunto, buenos resultados”. Hasta la fecha, el equipo del centro médico pamplonés ha tratado a diez pacientes con vitíligo estable mediante el trasplante de células pigmentadas en monocapa sobre membrana amniótica. “En todos los pacientes hemos conseguido tasas de éxito elevadas con una repigmentación del 75 al 100% de la zona afectada”, precisa el dermatólogo.

Cultivo en membrana amniótica

El tratamiento quirúrgico del vitíligo puede practicarse de dos modos distintos, bien mediante pequeños injertos de piel, o bien mediante cultivos celulares. “La novedad de este método es que cultivamos células epidérmicas en monocapa sobre un sustrato de membrana amniótica”, especifica el doctor Redondo, director del trabajo. En el estudio han participado asimismo el doctor Julio del Olmo, de Dermatología, el doctor Felipe Prósper y María García Guzmán, director y técnico de laboratorio, respectivamente, del área de Terapia Celular de la Clínica de la Universidad de Navarra, y Laura Guembe, del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra.

El tratamiento del vitíligo mediante esta nueva técnica comienza con el cultivo de las células epidérmicas -mezcla de queratinocitos y de melanocitos- para proceder después a realizar cultivos selectivos, de forma que constituyan una monocapa sobre el soporte de membrana amniótica. “Hasta la fecha -indica el doctor Prósper-, no existían trabajos con cultivos de melanocitos en monocapa porque no se había encontrado el soporte adecuado para realizarlos”. El cultivo sobre membrana amniótica ya se practicaba con anterioridad en la Clínica de la Universidad de Navarra aplicado al desarrollo de otro tipo de tratamientos de Terapia Celular, principalmente, oftalmológicos. “En definitiva -concluye el especialista-, se trata de un procedimiento de ingeniería de tejidos”.


De interés

Tratamiento. El tratamiento quirúrgico del vitíligo puede practicarse de dos modos distintos, bien mediante pequeños injertos de piel, o bien mediante cultivos celulares.