Salud

Andalucía realizará este año 225 intervenciones para paliar los efectos de la lipoatrofia en pacientes con VIH

16-IX-08. La sanidad pública andaluza proporciona esta prestación, implantada en los hospitales Virgen del Rocío, Carlos Haya Y Reina Sofía

La sanidad pública andaluza tiene previsto realizar cada año 225 intervenciones de cirugía reparadora para paliar los efectos de la lipoatrofia facial (pérdida de grasa en la cara) en pacientes infectados por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). Esta prestación, que pasará a incluirse en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud tras su aprobación en el pleno del Consejo Interterritorial, se inició en Andalucía en el año 2004 en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla y de ella se han beneficiado hasta la fecha 250 pacientes. Se estima que un 8% de los pacientes andaluces en tratamiento pueden desarrollar una lipoatrofia, según informa el Departamento de Salud de la Junta de Andalucía.

En la actualidad, hay tres hospitales andaluces que abordan este tratamiento, los hospitales Virgen del Rocío de Sevilla, Carlos Haya de Málaga y Reina Sofía de Córdoba, aunque está previsto que se incorpore también a los centros hospitalarios Puerta del Mar, Virgen Macarena y Virgen de las Nieves. En concreto, los servicios de cirugía plástica y reparadora de estos centros tienen previsto realizar a lo largo de este año aproximadamente 225 intervenciones a pacientes con atrofia facial.

Para desarrollar esta labor, estos profesionales han contado con la aportación desinteresada del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de diverso material médico necesario para el desarrollo de este proyecto humanitario. Por su parte, el Complejo Hospitalario de Jaén ha concedido a Ascensión Pérez el permiso laboral necesario para que participe en esta expedición de ayuda humanitaria, además de contribuir con una dotación de material.

La cirugía plástica para corregir la lipoatrofia es una de las líneas que ofrece la Consejería de Salud para mejorar la calidad de vida de los pacientes con VIH. Se manifiesta en algunos pacientes que están siendo tratados con terapia antirretroviral de gran actividad - los inhibidores de proteasa del VIH –. En algunos casos pueden presentar alteraciones características en la distribución de la grasa corporal, así como complicaciones metabólicas asociadas a las lipoatrofias. La pérdida de grasa subcutánea en la cara es la manifestación clínica más común. Esta secuela produce rechazo psicológico en muchos pacientes al sentirse estigmatizados, por lo que llegan a abandonar los tratamientos con antirretrovirales..

Los tratamientos

Los pacientes son tratados con un relleno facial polimérico, un gel de alquilamida, en una intervención que se realiza con anestesia local y sedación. Esta operación no dura más de 45 minutos y no requiere hospitalización. La cantidad de gel inyectada en cada mejilla puede alcanzar los cinco centímetros, aunque en grados avanzados se llega a poner hasta 36 centímetros. En el caso de existir contraindicaciones para este procedimiento se utilizan otras opciones, como el relleno con el tejido del propio paciente (grao, dérmico o muscular) como injerto, colgajo convencional o transferencia libre de tejidos. En la actualidad, se está desarrollando un nuevo implante, también de tipo polímero, para elevar la calidad de los resultados obtenidos hasta el momento.

Por último, no todos los pacientes con lipoatrofia pueden ser tratados para corregirla dado que son necesarios algunos requerimientos médicos (infección por VIH controlada, ausencia de infecciones oportunistas, buen estado de salud física y psíquica, etc.).


De interés

Promoción y prevención del SIDA. Entre las medidas de promoción y prevención del sida desarrolladas por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía destaca el teléfono de información sobre esta enfermedad (900 850 100), la única línea gratuita de cobertura nacional ofertada a través de una Administración sanitaria. Desde que en 2004 este servicio pasó a estar gestionado por el Servicio de Información al Ciudadano 'Salud Responde', está disponible 24 horas al día, todos los días del año. Además, permite el acceso a este tipo de información a colectivos con necesidades especiales, como las personas con discapacidad auditiva, ya que pueden formular sus preguntas a través del correo electrónico (saludresponde@juntadeandalucia.es) y del fax (953 018 715).