Salud

El Hospital de La Princesa de Madrid ha realizado más de 7.000 cirugías oftálmicas sin ingreso

09-IX-08. La filosofía de cirugía sin ingreso tiene como objetivo la desdramatización para el paciente del propio proceso quirúrgico

En cuatro años desde que la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria del Hospital de La Princesa de la Comunidad de Madrid inició actividad quirúrgica en Oftalmología, más de 7.000 pacientes han sido operados de dolencias como cataratas o lesiones de párpados sin necesidad de ingreso hospitalario, ya que son citados una hora antes de la intervención, y tras dos horas de observación postoperatoria, reciben el alta domiciliaria.

El balance es muy positivo tanto desde el punto de vista de la satisfacción del paciente como desde el aspecto asistencial, ya que la actividad de esta Unidad supone el 30% de la actividad quirúrgica ambulatoria total que se realiza en el centro. Las operaciones se llevan a cabo en una sala, de unos 80 metros cuadrados, situada en la planta 5ª del centro, y esta diseñada exclusivamente para estos procesos. Dispone de 7 sillones automatizados con espacio para 10 si es preciso, un control de enfermería, un baño para los pacientes y una taquilla donde guardar los efectos personales, además de una sala de espera adyacente para la permanencia de familiares o acompañantes. Cada uno de estos puestos está dotado asimismo de todos los accesorios  precisos en  un puesto de hospitalización como toma para gases medicinales.

Los  pacientes que ingresan en esta unidad acuden aproximadamente una hora antes de la intervención prevista. Llegado el momento, son trasladados al quirófano en el propio sillón cuyo mecanismo de movilización es sencillo y cómodo, son intervenidos y tras dos horas de observación en la unidad, se les da de alta con las indicaciones oportunas. El número de pacientes intervenidos al día de procesos oftalmológicos, sobre todo cataratas, en la unidad puede llegar hasta 14 al día.

Desdramatización del proceso quirúrgico

La filosofía de cirugía sin ingreso con las más altas cotas de garantía de calidad contempla también la desdramatización para el paciente del propio proceso quirúrgico; es decir no es lo mismo acudir a un centro hospitalario a someterse a una intervención y  pernoctar en él, que acudir como si de a una consulta se tratara, no ingresar en una cama sino en un sillón, y tras un par de horas de  permanencia, poder regresar de nuevo al domicilio.

Con esta medida, el hospital de la Princesa de la Comunidad de Madrid hace posible liberar las camas de la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria General ya existente desde hace varios años, que se venían utilizando sobre todo para pacientes intervenidos de cataratas, en favor de otros procesos que requieren mayor  permanencia que unas pocas horas, como por ejemplo hernias, varices o juanetes. El Hospital de La Princesa celebra en estas fechas el veinticuatro aniversario del primer implante en Madrid de lentes intraoculares realizado en este servicio


De interés

Aniversario. El Hospital de la Princesa, perteneciente a la red de hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, celebra en estas fechas el vigésimo cuarto aniversario del primer implante en Madrid de lentes intraoculares, que fue realizado en este servicio