Salud

No hacer ejercicio y comer mal están provocando más casos de diabetes mellitus tipo 2 en niños

27-X-09. Los expertos recuerdan que si una persona se convierte en obesa de niño será mucho más propensa a ser obesa el resto de su vida

El abandono de prácticas saludables como hacer ejercicio y pasar una tarde en el parque, además de abandonar la dieta mediterránea por la denominada comida basura, está provocando la aparición de más casos de diabetes mellitus tipo 2 en niños, una enfermedad que hasta ahora sólo se detectaba en pacientes por encima de los 45 años y que en el 90 % de los casos está ligada al sobrepeso y la obesidad, según afirmó a Europa Press el responsable de la Unidad de Bombas de Insulina del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, el doctor José Ramón Calle.

"Hasta hace unos años, la diabetes tipo 2 era sinónimo de la diabetes del adulto, pero excepcionalmente en los últimos años se está detectando, primero en Estados Unidos y más tarde en todo el mundo, casos de diabetes tipo 2 en niños, siempre estrechamente ligados con el abandono de los hábitos de vida saludables", basados en el ejercicio regular y la dieta sana, explicó este experto.

El doctor Calle ha apuntado que "la prevención es fundamental, no sólo para evitar la diabetes, sino también para no sufrir otras enfermedades cardiovasculares como la hipertensión o las cardiopatías". "Si una persona se convierte en obesa de niño será mucho más propensa a ser obesa el resto de su vida y a sufrir todas las complicaciones para la salud asociadas a esta enfermedad", señaló.

Niveles de glucosa

El experto también ha hablado de la diabetes tipo 1en niños y ha hecho hincapié en la importancia de mantener un "buen control" de los niveles de glucosa, ya que "a estas edades una hipoglucemia puede derivar en complicaciones mucho más graves que en la edad adulta, pudiendo llegar incluso a caer en el coma" recuerda.

En España la incidencia de diabetes mellitus en la infancia y adolescencia es de 15,9 por cada 100.000 niños, lo que significa que afecta a más 30.000 niños menores de 14 años. Las bombas de insulina son "la mejor opción" para mantener un control de esos niveles de forma segura sin "agobiar" al niño con los constantes pinchazos que requieren los métodos convencionales para medir el azúcar, comentó.

"El próximo año aparecerán en el mercado unas nuevas bombas de insulina que detectan las hipoglucemias y dejan de introducir insulina de forma automática", explicó el doctor Calle.


A destacar

En España la incidencia de diabetes mellitus en la infancia y adolescencia es de 15,9 por cada 100.000 niños, lo que significa que afecta a más 30.000 niños menores de 14 años.

La prevención es fundamental, no sólo para evitar la diabetes, sino también para no sufrir otras enfermedades cardiovasculares como la hipertensión o las cardiopatías.