Salud

La OCU ya había denunciado a Depuralina por utilizar publicidad engañosa

14-IV-08. Sanidad ha retirado recientemente este producto “milagro” por sus efectos perjudiciales para la salud

 La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha pedido la retirada de Depuralina, un producto milagro cuya publicidad denunció la organización de Consumidores y Usuarios, (OCU) recientemente. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) se ha dirigido a las Comunidades Autónomas, competentes en la materia, pidiendo la inmovilización y retirada del producto Depuralina, según ha informado la OCU en una nota de prensa.

Precisamente, en las últimas semanas desde la OCU se criticaba su publicidad, en la que el producto en cuestión, además de convertirnos poco menos que en "basurillas" andantes, afirmaba poder "ayudar" en síntomas relacionados con 18 enfermedades. Al parecer, este equívoco mensaje no es el único problema de Depuralina: el producto en cuestión está en una penosa situación de ilegalidad, pues no dispone de Registro Sanitario, e incluso se sospecha que haya podido tener unos posibles efectos adversos sobre algunos de sus incautos consumidores (en Portugal).

Desde la OCU nos alegramos de la rápida actuación de la AESAN, y aprovechamos la ocasión para alertar, una vez más, del riesgo real de dar crédito a la publicidad de este tipo de productos, cuyos pretendidos efectos son tan maravillosos como imposibles de demostrar.



Lo más destacado

Atención. Depuralina está en una penosa situación de ilegalidad, pues no dispone de Registro Sanitario, e incluso se sospecha que haya podido tener unos posibles efectos adversos sobre algunos de sus incautos consumidores (en Portugal), advierten desde la OCU.