Salud

Crean un protocolo de actuación para tratar úlceras por presión

02-II-2010. Una buena higiene corporal o una buena alimentación, junto con el control de las patologías, son medidas que favorecen la no aparición de las úlceras

La dirección de Enfermería del Hospital Universitario de Sant Joan d'Alacant ha creado un protocolo de actuación para la prevención y el tratamiento de las heridas crónicas, que se ha repartido entre todos los profesionales de Enfermería del centro sanitario.

El objetivo fundamental de este protocolo es la prevención, en sus diferentes estadios, de las úlceras por presión (lesiones cutáneas producidas como consecuencia de una fricción y presión prolongada), una de las infecciones más comunes.

"En este protocolo se han aplicado una serie de técnicas basadas en la evidencia científica y en la experiencia de este departamento con el fin de prevenir unas infecciones que están favorecidas por factores extrínsecos. Sin embargo, se ha de recordar que también intervienen factores intrínsecos en la aparición de las úlceras, por lo que es fundamental realizar valoraciones de los pacientes para detectar patologías asociadas que puedan desembocar en estas lesiones, como la diabetes o la obesidad", ha señalado el director de Enfermería del departamento de salud de Sant Joan, Juan Luis Zaragozá.

Higiene y alimentación

Según explican en nota de prensa, "una buena higiene corporal o una buena alimentación, junto con el control de las patologías, son medidas que favorecen la no aparición de las úlceras o, una vez producidas, reducen las complicaciones y el período de curación".

Tal y como ha apuntado Francisco Limiñana, subdirector de Enfermería y responsable de los grupos de trabajo de mejora en este ámbito, el manual se ha realizado para abarcar la mejora de la calidad en la práctica clínica diaria, "sirviendo como herramienta de gestión que ayudará a tomar las decisiones más adecuadas y unificará criterios de actuación entre todos los profesionales de enfermería de nuestro departamento".

Las úlceras por presión son una patología antigua, que no ha acabado de erradicarse en personas que se mantienen encamadas sin movimiento durante un tiempo; por ello es fundamental su prevención, aspecto en el que incide especialmente el protocolo.

Además, para las úlceras ya instauradas el tratamiento está en plena evolución, gracias a los avances tecnológicos que se dan en los productos y materiales terapéuticos actuales. De ahí también la necesaria actualización de los conocimientos de los profesionales para su prevención y tratamiento integral a través de este protocolo.



A destacar

Un protocolo de actuación para la prevención y el tratamiento de las heridas crónicas, que se ha repartido entre todos los profesionales de Enfermería.

Una buena higiene corporal o una buena alimentación, junto con el control de las patologías, son medidas que favorecen la no aparición de las úlceras o, una vez producidas, reducen las complicaciones.