Salud

Canarias cuenta en la actualidad con 34 desfibriladores semiautomáticos

01-X-09. A lo largo de este verano se ha ayudad a 18 personas en situación de parada cardiorrespiratoria

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha recuperado a lo largo del verano a 18 personas de una situación de parada cardiorrespiratoria en el Archipiélago.En total fueron 12 varones, cinco mujeres y una menor de siete años, 10 en la provincia occidental y ocho en la oriental, con una media de edad de 55 años en los adultos. Por islas, 10 de los afectados se encontraban en Tenerife, cuatro en Gran Canaria, dos en Lanzarote y otros dos en Fuerteventura, según informan en nota de prensa.

Según explican "las causas de la parada varían desde una enfermedad común, a una caída o a un posible ahogamiento. En este sentido, cabe destacar que 10 de los afectados se hallaban en un entorno de playa o piscina, siendo sacados la mayoría de ellos ya inconscientes del agua por otros bañistas o por el personal socorrista del lugar".

En la isla de Tenerife a dos les sobrevino en las inmediaciones de la Playa de Los Cristianos y a uno en la Playa El Camisón, en el municipio de Arona, a uno en la Costa de San Miguel, en el término municipal de San Miguel de Abona, y a otro en el paseo de la Playa de Fañabé, en Adeje.

Por su parte, en la provincia oriental, uno de los afectados se encontraba en la Playa de Arinaga, en Agüímes, y otro en la Playa de Amadores, en Mogán, ambos en la isla de Gran Canaria; un tercero en Costa Calma en el municipio de Pájara, y un cuarto en Playa Blanca en Puerto del Rosario, ambos en Fuerteventura. Además, otro de los afectados fue sacado del interior de una piscina de un complejo de apartamentos de Puerto del Carmen, en el municipio lanzaroteño de Tías.

Segundos vitales

Según el director regional del SUC, Carmelo Duarte, "cada segundo en una parada cardiorrespiratoria (PCR) es vital, por lo que si una persona se encuentra con alguien que presenta síntomas de desvanecimiento, no respira y no responde a estímulos, debe llamar de inmediato al 1-1-2 e informarles de lo que ocurre para poder enviar los recursos sanitarios más adecuados en cada momento". Además, prosigue Duarte, "mientras llegan los recursos de emergencia, hay que empezar con la reanimación cardiopulmonar básica

(RCP), que se compone de la respiración artificial boca a boca (dos insuflaciones) y el masaje cardíaco en el centro del pecho (30 compresiones) ".

"La RCP", explica el director del SUC, “permite ganar un poco de tiempo mientras la ayuda llega, pero no restablece la actividad del corazón en el caso de una fibrilación ventricular, por lo que si se dispone de un desfibrilador externo automático, hay que utilizarlo lo antes posible, ya que es el tratamiento más eficaz ante una parada cardiaca debida a este tipo de arritmia”.

Canarias, más cardioprotegido

Canarias cuenta en la actualidad con 34 desfibriladores semiautomáticos, 17 en cada provincia, instalados por la Consejería de Sanidad en lugares de gran afluencia de público a través del Servicio de Urgencias Canario.

La instalación de estos dispositivos se enmarca en el proyecto europeo INUTECMED, que lidera el SUC desde el año 2004. Este proyecto está contemplado en el Programa de Iniciativa Comunitaria Interreg III B Azores-Canarias-Madeira, que persigue facilitar el acceso público a la desfibrilación semiautomática, acercando las nuevas técnicas de reanimación cardiaca a un mayor número de ciudadanos.

Los encargados de aplicar estos dispositivos, en caso de que alguien sufra una parada cardiorrespiratoria en el recinto, serán personal no sanitario, miembros de la instalación donde se ubica el desfibrilador, que han sido debidamente formados por el SUC, una de las entidades acreditadas por la Escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias, a través de un curso de formación en Salvacorazones DEA. En este sentido, el Servicio de Urgencias Canario ha formado en las Islas a más de 200 personas que serán las encargadas de aplicar estos aparatos.


A destacar

18 personas han sufrido una situación de parada cardiorrespiratoria en el Archipiélago.

Recibieron asistencia 12 varones, cinco mujeres y una menor de siete años.

10 de los afectados se hallaban en un entorno de playa o piscina.