Salud

La angioplastia primera es superior a la trombolisis en pacientes ancianos con infarto de miocardio

14-X-09. Este estudio ha sido promovido por la Sociedad Española de Cardiología y el Fondo de Investigaciones Sanitarias

Cardiólogos españoles, coordinados por el responsable de la Unidad Coronaria del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Héctor Bueno, han anunciado que la angioplastia primera es superior a la trombolisis en pacientes ancianos con infarto de miocardio, según se desprende de las conclusiones del estudio Triana (tratamiento del infarto agudo de miocardio en ancianos).

Según informan en nota de prensa, "el estudio Triana ha comparado los dos tratamientos actuales para desatascar las arterias coronarias obstruidas en 226 pacientes, con una edad media de 81 años con infarto agudo de miocardio de menos de seis horas de evolución, reclutados en 23 hospitales españoles entre 2005 y 2007: la angioplastia inmediata, técnica que utiliza un catéter para eliminar mecánicamente la obstrucción de las arterias; y la trombolisis, que lo hace disolviéndolo mediante la administración de fármacos".

Terapia de reperfusión preferida

Este estudio ha sido promovido por la Sociedad Española de Cardiología y el Fondo de Investigaciones Sanitarias, y ha sido presentado en el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, celebrado en septiembre en Barcelona.

El estudio señala que la angioplastia primera es actualmente considerada la terapia de reperfusión preferida, dado que "ha mostrado una tendencia hacia una mortalidad más baja, menores tasas de reinfarto y menos problemas relacionados con la presencia de síntomas neurológicos reduciendo, además, las isquemias recurrentes", por lo que "este abordaje debería ser también recomendado para los pacientes más mayores con infarto agudo de miocardio por su gran eficacia" recomiendan.


Lo más destacado

La angioplastia primera es superior a la trombolisis en pacientes ancianos con infarto de miocardio.

El estudio Triana ha comparado los dos tratamientos actuales para desatascar las arterias coronarias obstruidas en 226 pacientes.