Salud

El perímetro abdominal predice mejor la enfermedad cardiovascular y la diabetes que el índice de masa corporal

Los niños con obesidad abdominal tendrán en el futuro mayor riesgo de sufrir dolencias cardiovasculares, diabetes y síndrome metabólico. Esto se puede evitar mediante un estilo de vida que promueva la pérdida de peso.

Investigadores estadounidenses han llegado a la conclusión de que la medida del perímetro o circunferencia abdominal es más fiable que el uso del índice de masa corporal (IMC) para predecir la futura aparición de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2.

Teniendo en cuenta que la obesidad abdominal se ha incrementado en más de un 65 por ciento entre los niños y en un 70 por ciento entre las niñas norteamericanas en el periodo comprendido entre 1988 y 2004, los autores advierten de que estos niños se enfrentarán en el futuro al riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes y síndrome metabólico, si bien podrán conjurar estos peligros mediante un estilo de vida que promueva la pérdida de peso.

"Limitaciones" con el IMC

Sin embargo, la medida de la circunferencia abdominal no es un "signo vital" normalmente tenido en cuenta en las consultas al médico, al contrario de lo que ocurre con el IMC, que es calculado habitualmente, si bien existen "limitaciones" a la validez de este instrumento.

Así, por ejemplo, según indican los investigadores, una persona musculosa obtendrá un IMC elevado, aunque se trate de alguien sano que tenga un perímetro abdominal adecuado. Asimismo, un niño sedentario puede no dar un IMC muy alto aunque tenga bastante grasa alrededor del abdomen, lo que supone un mayor riesgo de problemas que en el caso de otros niños con el mismo índice IMC.

Dar marcha atrás

"Niños, adolescentes y adultos que están en las primeras fases de desarrollo de arteriosclerosis pueden volver a tener un sistema cardiovascular saludable", señala el doctor Stephen Cook, profesor de Pediatría en el Centro Médico Golisano de la Universidad de Rochester y autor de la investigación sobre la obesidad abdominal. "Los adultos que tienen placas consolidadas en sus arterias lo tienen mucho más difícil, especialmente si están calcificadas", agrega.



Lo más destacado:

Recuerde. Una persona musculosa obtendrá un IMC elevado, aunque se trate de alguien sano que tenga un perímetro abdominal adecuado. Sin embargo, un niño sedentario puede no dar un IMC muy alto aunque tenga bastante grasa alrededor del abdomen.

Solución. Aquellos que se encuentren en las primeras fases de desarrollo de arteriosclerosis pueden volver a tener un sistema cardiovascular saludable. Por el contrario, lo que presentan placas consolidadas en sus arterias lo tienen mucho más difícil.