Salud

La enfermedad cerebrovascular y la demencia de manifiesto

08-VIII-08. Según un estudio de European Heart Journal, un evento coronario empeora el rendimiento cognitivo en la mediana edad

Al tiempo que se investigan los mecanismos que relacionan enfermedad cardiovascular (ECV) con demencia, los estudios observacionales que se publican muestran nuevas características de este vínculo. Un nuevo trabajo, publicado la semana pasada en la edición electrónica de European Heart Journal, expone que sufrir un evento coronario empeora el rendimiento cognitivo en la mediana edad y cuanto más tiempo pasa desde el diagnostico de enfermedad cardiaca, mayor es el perjuicio en la capacidad de razonamiento, vocabulario y fluidez verbal del afectado.

La relación entre enfermedad cerebrovascular y demencia se ha puesto muchas veces de manifiesto, pero con enfermedad coronaria apenas se ha estudiado a pesar de que, según los investigadores del University College de Londres (Reino Unido) y del Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica (Inserm, Francia), los eventos cardiacos son, del grupo de ECV, los que ocasionan la mayor carga de morbimortalidad.

El equipo de Archana Singh-Manoux evaluó la capacidad de razonamiento verbal y matemático, vocabulario, fluidez verbal y memoria verbal, así como la capacidad cognitiva global a través del test mini mental MMSE, de 5.837 funcionarios británicos de 61 años. Después, compararon sus resultados con su historia de enfermedad cardiaca.

Sufrir un evento cardiaco se asoció con peor capacidad de razonamiento, vocabulario y capacidad cognitiva global. En las mujeres, una enfermedad coronaria anterior se relacionó con peor fluidez verbal.

Baja talla al nacimiento se asocia con alteraciones circulatorias y cardiacas diferentes según el sexo que elevan el riesgo de hipertensión y enfermedad vascular. Un equipo de la Universidad de Southampton (Reino Unido) midió a través de sensores eléctricos la respuesta del corazón y del sistema circulatorio de 140 niños de 8 y 9 años mientras hablaban en público (una situación que se considera estresante). Según el estudio, que se publica en European Heart Journal, la baja talla en niños se asoció a mayor resistencia vascular y aumento de la presión arterial. Las niñas, sin embargo, mostraron mayor actividad en el sistema nervioso simpático.


Lo más destacado

Según un estudio publicado por el Centro Andaluz de Medicamentos (Cadime), los betabloqueantes se han venido utilizando en una amplia variedad de situaciones clínicas de origen cardiovascular, aunque en los últimos años se ha producido un cambio sustancial en lo relativo a su papel en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca (IC), según un estudio publicado por el Centro Andaluz de Medicamentos (Cadime).