Salud

Siete de cada 10 españoles creen que la sanidad pública funciona bien o bastante bien, según el Barómetro Sanitario 2008

08-IV-09. Los encuestados le dan al Sistema Nacional de Salud una nota media de 6,3, lo que implica una mejora sobre años anteriores

La sanidad es lo más importante para los ciudadanos españoles. Así lo asegura, el Barómetro Sanitario 2008, que muestra de nuevo la opinión positiva que los ciudadanos españoles tienen del funcionamiento del Sistema Nacional de Salud (SNS). Siete de cada diez encuestados consideran que la sanidad pública funciona bastante bien o bien con necesidad de algunos cambios. Además, el estudio refleja que, en una escala de puntuación de 1 a 10, la satisfacción general con el sistema sanitario público se sitúa en 6,3 puntos, lo que confirma la paulatina tendencia al alza que se produce desde que se mide esta valoración. En 2002, la media fue de 5,9 puntos, según informa el Ministerio de Sanidad y Consumo en una nota de prensa.

El Barómetro es un estudio anual de ámbito nacional, realizado en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que permite conocer la opinión de los ciudadanos sobre los servicios sanitarios. Sus conclusiones resultan de gran interés para establecer las prioridades de las administraciones sanitarias y elaborar las políticas de salud correspondientes, lo que, para el Gobierno, es una oportunidad de mejora. El Barómetro consta de una parte fija sobre el funcionamiento del sistema, que se repite en todas las ediciones, y de una parte variable cuyo objetivo es explorar cuestiones de índole coyuntural.

Ante la necesidad de utilizar un servicio sanitario, los entrevistados se decantan en mayor proporción por el sistema público, frente a otro privado. Así ocurre en las cuatro opciones que se exploran:

• Atención primaria (62,9% frente a 31%), • Consultas de atención especializada (47,9% frente a 43,6%), • Ingreso hospitalario (59% frente a 33,4%) • Y, sobre todo, urgencias (60,7% frente a 31,2%).

La opinión de los usuarios

En una escala de 1 a 10, la mayoría de las características o aspectos que se analizan en el Barómetro muestran una puntuación alta, la mayoría por encima de 6 puntos y muchos de ellos con una calificación superior a 7. No obstante, los ciudadanos resaltan su opinión negativa sobre los tiempos de espera para determinados actos asistenciales:

• Atención primaria.- Los aspectos mejor valorados en esta materia son la cercanía de los centros (7,53); la confianza y seguridad que transmite el médico (7,35); y el trato del personal sanitario (7,35). El tiempo dedicado por los médicos a cada paciente merece una puntuación de 6,40; y el que tarda el médico en verle desde que pide cita 6,22. El tiempo de espera en la sala de consulta (5,52) y el que se tarda en hacer las pruebas diagnósticas (5,22) son los aspectos peor valorados.

• Atención especializada ambulatoria.- El número de especialidades a las que se tiene acceso es la cuestión que recibe una puntuación más alta (7,28); seguida por el equipamiento y los medios tecnológicos de que dispone la sanidad pública (7,24); y el trato recibido del personal sanitario (7,09). Los aspectos peor valorados son los relativos al tiempo de retraso en hacer las pruebas diagnósticas (4,65) y lo que tarda el médico en ver al paciente desde que éste pide cita (4,67).

• Hospitalización.- Un 85,6% de los usuarios de los hospitales afirma que recibió una atención buena o muy buena y el 69,8% declara que tuvo asignado un médico de referencia durante el tiempo que estuvo ingresado.

Entre los mejores aspectos figuran el equipamiento y la tecnología (7,61); los cuidados y la atención del personal médico (7,12) y de enfermería (7,14); y la información recibida sobre el problema concreto de salud (7,05). Los aspectos peor valorados son el tiempo de demora para el ingreso no urgente (4,46); y el número de personas con las que se ha de compartir la habitación (5,32).

• Urgencias.- Del total de encuestados, un 31,4% manifiesta que tuvo que acudir a urgencias en el último año y el 48,7% de ellos utilizó el servicio de urgencias de un hospital público.

Las dos razones principales por las que acudieron al servicio de urgencias del hospital es la no coincidencia con el horario del médico de familia (41,8%) y la existencia de más medios en los hospitales (35,3%). El 75,2% de las personas que utilizaron este servicio manifiesta que les atendieron muy bien o bien, y para el 64,2% la atención recibida en la última urgencia se prestó con mucha o bastante rapidez.

• Listas de espera.- Para el 50,2% de los encuestados la situación de las listas de espera no ha cambiado, tanto para consultas como para hospitalización. El 34,1% de los españoles cree que las autoridades sanitarias no están tomando iniciativas destinadas a mejorar las listas de espera.


De interés

Datos. Los ciudadanos muestran mucha o bastante confianza en la labor de los profesionales médicos (86%), de enfermería (85,8%) y del resto del personal sanitario (80,5%). El 90,4% de los encuestados nunca ha sufrido un error asistencial en su entorno próximo. Más información. Los resultados del Barómetro Sanitario de 2008 se pueden consultar en la página web del Ministerio de Sanidad y Consumo (www.msc.es)